domingo, 3 de julio de 2016

“La guerra de la Vendée”, de Alberto Bárcena Pérez


La guerra de la Vendée es, para Alberto Bárcena, autor de este libro, “uno de los capítulos más controvertidos de la Revolución Francesa”. La Vendée fue uno de los departamentos (lo hicieron 60 de los 83 que existían en Francia) que se levantaron en 1792 contra la Revolución, que al margen de la capital francesa fue considerada como la Revolución de París, pues ni se compartían sus objetivos políticos ni sus métodos violentos. En esta zona del Oeste francés, se opusieron decididamente a las leyes republicanas y se levantaron en armas contra el Gobierno.
No se trató sin más de una serie de escaramuzas guerreras sino de la creación de un ejército propio que contó con hasta 40.000 miembros. La reacción de la Convención fue el envío de un poderoso ejército que se dedicó a la destrucción sistemática de las localidades, a provocar numerosos incendios y al exterminio de sus habitantes. El número de muertos oscila entre los historiadores: unos hablan de 120.000 y otros llegan hasta los 400.000 mil.
            Estamos ante una obra de divulgación que busca dar a conocer a los lectores españoles las claves, el desarrollo y las consecuencias de unos sucesos desconocidos, que por lo general han sido ocultados en Francia, y en el extranjero, para no oscurecer  los méritos políticos e históricos de la Revolución Francesa. Que se estaba metiendo en problemas lo tuvo muy claro desde el principio Reynald Secher, autor de la tesis doctoral La Vendée-Vengé. Le génocide franco-français, de 1985, estudio todavía inédito en castellano. Alberto Bárcena lo tiene como referente constante en su libro, del que recoge “la información fundamental que contiene”, aunque Bárcena discrepe en ocasiones de algunas de las observaciones de Secher y aporte, además, comentarios personales con referencias a la situación político-religiosa contemporánea que resultan prescindibles.
            Los historiadores no se ponen de acuerdo a la hora de señalar cuál fue el detonante de este y otros levantamientos. Secher señala el clima contrario a la política revolucionaria y el desmantelamiento de la monarquía, y destaca el decreto de julio de 1792 que ordenaba una leva de 300.000 hombres para alistarse en el ejército, que tenía en esos años muchos frentes abiertos en toda Europa.
Bárcena también señala este decreto, pero pone más acento en las consecuencias negativas que tuvo para esta y otras muchas regiones de Francia la Promulgación de la Constitución Civil del Clero de 1790, que aprobó la nacionalización de los bienes eclesiásticos y que contenía las principales medidas religiosas de la Convención, contrarias al peso que la religión católica tenía en Francia. De hecho, suprimió el calendario cristiano, se prohibieron las fiestas religiosas, se aprobó el culto al Ser Supremo… Más adelante, incluso se cerraron los templos e iglesias y se ridiculizaron las creencias religiosas del pueblo (como describe, por ejemplo, Stefan Zweig en su biografía del ministro revolucionario Fouché).
            La Promulgación de la Constitución Civil del Clero convirtió también a los sacerdotes en funcionarios, obligándoles a jurar la nueva Constitución y a desvincularse de Roma. Los sacerdotes se dividieron en juramentados, que se pusieron al servicio de la República, y los refractarios, que rechazaron unas medidas que provocaban su expulsión de los pueblos y los declaraban enemigos de la República. La división religiosa se trasladó también a los habitantes de muchas ciudades y pueblos, pues, como en la Vendée, no renunciaron a sus sacerdotes ni aceptaron la intromisión de la República en su vida religiosa.
            Este libro, siguiendo, pues, los estudios de Reynald Secher, describe el estallido de estas revueltas, la organización de los insurgentes, las actuaciones de sus jefes, las victorias que vivieron, la posterior reacción republicana, la extensión del terror en la zona, la cruel represión y lo que Secher llama el genocidio provocado por las “columnas infernales” del ejército francés, del que se conservan numerosos testimonios escritos, muchos de ellos citados en este libro, que sirve de introducción a unos hechos que han sido ocultados o minusvalorados por la historiografía oficial francesa y que para el autor, Alberto Bárcena, profesor de la Universidad CEU San Pablo, constituyen “el episodio más oscuro de toda la Revolución Francesa”.


La guerra de la Vendée
Alberto Bárcena Pérez
San Román. Madrid (2016)
256 págs. 18 €.

2 comentarios:

  1. quiero conseguir el libro del historiador Bárcena

    ResponderEliminar
  2. El correo de la editorial San Román es editorialsanroman@gmail.com

    ResponderEliminar