domingo, 26 de febrero de 2017

“La España vacía”, de Sergio del Molino


Original libro en el que se mezclan diferentes géneros (libro de viajes, de recuerdos, investigación periodística, ensayo histórico…) y que tiene como principal objetivo analizar algunos aspectos de la actual demografía y geografía españolas y su incidencia en el imaginario colectivo. Escritor y periodista, Sergio del Molino (Madrid, 1979) habla de la España vacía, de la cantidad de pueblos abandonados dispersos por la geografía española, del peso de lo rural en la historia de España… No lo hace como un ensayo ortodoxo sino que, como el mismo escribe, se deja llevar por “hipótesis fantasiosas y heterodoxias muy variadas”.
Su técnica consiste en no abordar de manera directa el principal tema del libro, el abandono del campo y de lo rural, sino que al hilo de reflexiones sobre la película española Surco, de 1951, o de la aparición de la novela de Miguel Delibes en 1978 El disputado voto del señor Cayo, o de la también novela de Julio Llamazares La lluvia amarilla, en 1988, o del documental de Luis Buñuel de 1932 dedicado a Las Hurdes, se muestra cómo desde diferentes perspectivas y manifestaciones se ha reflexionado sobre “el menosprecio de corte y alabanza de aldea” y al revés.



El libro tiene partes de memorialismo, como cuando el autor recuerda su trabajo como periodista en Zaragoza y sus frecuentes incursiones a los pueblos de la provincia para cubrir alguna noticia o reportaje, como el asesinato del alcalde del pueblo de Fago, suceso que le da pie para hablar del neorruralismo. Y hay también en este ensayo referencias a escritores jóvenes que están recuperando otra mirada en sus escritos, la que procede de manera natural del mundo rural, sin impostar. Se habla también de los sucesos de Puerto Hurraco, que remiten a una España negra y profunda que se sigue alimentando en los medios de comunicación. Y se citan también anécdotas de personajes famosos que se han servido de sus “inventados” orígenes rurales para conseguir estar más cerca de la gente (como fue el caso del alcalde de Madrid Tierno Galván). Y no podían faltar en este ensayo tampoco las visiones rurales de la España del 98, alimentadas especialmente por Unamuno, un consumado viajero.
            Para Sergio del Molino hay dos Españas: la urbana y la europea, la que vive en las grandes ciudades, y la España interior, rural y despoblada, que lo es más sobre todo a partir de lo que él llama el “Gran Trauma”, que fue el masivo éxodo rural que se dio en España de 1950 a 1970 y que dejó todavía más desamparado el mundo rural. Este proceso de abandono de lo rural no es instantáneo sino que se fue dando poco a poco a lo largo de los siglos hasta que, a mediados del siglo XX, “miles de aldeas desaparecieron y otras quedaron como residencias de ancianos”.
            Hay , pues, de todo un poco en este entretenido ensayo que, además, funciona muy bien como libro de denuncia del progresivo abandono del mundo rural español.


La España vacía
Viaje por un país que nunca fue
Sergio del Molino
Turner. Madrid (2016)
292 págs. 23 €.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada