miércoles, 27 de marzo de 2024

"La experiencia de leer", de C.S. Lewis

 


En 1961, el inglés C.S. Lewis (1898-1963), prolífico escritor, crítico y profesor universitario en Oxford y Cambridge escribió un breve ensayo sobre crítica literaria, La experiencia de leer, en el que sugería un novedoso experimento: si la función tradicional de la crítica ha sido la de juzgar libros, Lewis propone partir de la distinción entre lectores, con el fin de ver “hasta qué punto sería razonable definir un buen libro como un libro leído de determinada manera y un mal libro como un libro leído de otra manera”. 

El experimento resulta clarificador, pues la manera de acercarse a la literatura de los lectores con sensibilidad literaria poco tiene que ver con la de los que recurren a ella “en última instancia”, abandonándola “tan pronto como descubren otra manera de pasar el tiempo”. Mientras que los buenos lectores “siempre están buscando tiempo y silencio para entregarse a la lectura, y concentran en ella toda su atención”, los mediocres lectores “la reservan para viajes en tren, para las enfermedades, para los raros momentos de obligada soledad, o para la actividad que consiste en leer algo para conciliar el sueño”. El experimento de Lewis puede hacerse extensible a otras artes.

Para Lewis, empleando una imagen pictórica, unos usan el arte y otros lo reciben. En los que usan el arte, éste “no añade nada a nuestra vida y solo se limita a proporcionarle brillo, asistencia, apoyo o alivio”. Los que lo reciben, lo hacen con entrega y dedicación, sabiendo que el encuentro con una buena lectura puede dejar una huella indeleble en su conciencia.

En el análisis del mal lector, Lewis traza en 1961 un retrato que define de manera muy acertada al lector más proclive a los best seller que a la lectura de otro tipo de obras. Así, “salvo por obligación, nunca leen textos que no sean narrativos”; “no tienen oído. Solo leen con los ojos”; “tampoco son sensibles al estilo”; “les gustan las narraciones en las que el elemento verbal se reduce al mínimo”; “lo que piden son narraciones de ritmo rápido. Siempre debe estar sucediendo algo” y todo tiene que estar subrayado o sobreescrito. A los lectores no literarios “les gusta que los libros despierten, prolonguen, exasperen y finalmente satisfagan su curiosidad. De ahí la popularidad de las historias de misterio”. Para corroborar su tesis, Lewis dedica unos capítulos a hablar de cómo se enfrenta el lector literario y no literario al mito, a la fantasía y al realismo. 

Como corolario, para Lewis “un buen libro es aquel que permite o ‘invita u obliga’ a una buena lectura”, experiencia estética y vital que poco tiene que ver en los dos casos de lectores. 


La experiencia de leer

C.S. Lewis

Alba. Barcelona (2023)

130 págs. 18 € (papel) / 9,99 € (digital).

T.o.: An Experiment in Criticism.

Traducción: Amado Diéguez.

"Libros de viaje", de Julio Camba

 

Dentro de la prestigiosa Biblioteca Castro se publica este volumen con los seis libros de viajes que el escritor y periodista gallego Julio Camba (1882-1962) escribió sobre sus viajes por Europa y Estados Unidos. Tras un esperpéntico viaje a comienzos de siglo de su Galicia natal a Buenos Aires, de donde fue expulsado por sus actividades anarquistas y revolucionarias a finales de 1902, Camba se trasladó a Madrid en1903. Pronto empezó a colaborar en diferentes publicaciones, la mayoría vinculadas al anarquisimo y al socialismo. 

Pero su prestigio como periodista empezó poco a poco a crecer y ya en 1908 amplía el destino de sus colaboraciones y es nombrado corresponsal en el extranjero de La Correspondencia de España. Fue su primer destino; a partir de entonces, especialmente hasta 1920, Camba recorrió, además de Nueva York, donde estuvo como corresponsal en varias ocasiones, diferentes ciudades europeas desde las que enviaba puntualmente sus crónicas a distintas publicaciones, pues aunque desde 1913 fue fichado por el diario ABC, Camba alternó este periódico con otros medios. En las décadas de los años treinta y cuarenta, cada vez menos, siguió viajando, pero ya no ejerció como corresponsal. Desde 1949 hasta 1962, cuando falleció, vivió en la habitación 383 del Hotel Palace.  

            La edición de este volumen ha corrido a cargo de Francisco Fuster, especialista en la obra de Julio Camba, sobre quien ha escrito una biografía y se ha encargado de la edición de diferentes libros y antologías. Resulta muy interesante todo lo que Fuster escribe sobre Julio Camba, a quien considera uno de los periodistas más importantes e influyentes del periodismo español a lo largo del siglo XX y también en la actualidad, donde es evidente el prestigio que tiene entre un buen número de columnistas. Camba, que se consideraba discípulo de Azorín y Pío Baroja, brilló de manera especial en la etapa dorada del periodismo español, compartiendo periódicos y revistas con otros grandes periodistas como Josep Pla, Manuel Chaves Nogales, Wenceslao Fernández Flórez, Gaziel, César González Ruano, etc. Los libros que aparecen en este volumen son: Playas, ciudades y montañas (1916), Londres (1916), Alemania (1916), Un año en el otro mundo(1917), Aventuras de una peseta (1923) y La ciudad automática (1932).

            No fue Julio Camba un corresponsal ortodoxo. Salvo en algunas de las crónicas, en las que abordó asuntos de máxima urgencia política o social, Camba se dedicó por lo general a escribir sus impresiones sobre asuntos más bien cotidianos y colaterales con los que, desde su singular punto de vista, fue captando el ambiente y el estilo de cada una de las ciudades a donde fue destinado. El punto de partida siempre es él mismo, sobre cuya mirada gira todo lo demás. Sus artículos no tienen un estilo categórico ni busca escribir sobre las costumbres y lugares que suelen aparecer en las guías turísticas. De hecho, en ningún momento Camba ejerce de turista ni escribe para turistas. 

Suele detenerse en cosas que le llaman la atención a él, un español que compara su manera de entender la realidad con lo que ve a su alrededor. Y esto lo hace en todo momento, y ahí reside una de sus inconfundibles señas de identidad y que tanta fama le dieron, con un original humor que aparece en cualquier descripción, retrato o circunstancia. Su humor se sustenta en una fina agudeza para mostrar con ironía paradojas de la vida contemporánea en ciudades de tanto prestigio como Londres, Berlín, París, Nueva York, Lisboa, Constantinopla, Berna...

Esta misma actitud y mirada de reírse de todo es la que también tiene cuando escribe en otros libros sobre España y la ciudad donde más tiempo vivió, Madrid. En todos sus artículos, sean de lo que sean, Camba profundiza en lo cotidiano, que describe de manera insólita, siempre convirtiéndose él mismo en el punto de partida de sus ingeniosas y divertidas observaciones. 



Libros de viaje
Julio Camba

Fundación José Antonio de Castro

Madrid (2023)

1.032 págs. 32 €

martes, 26 de marzo de 2024

"La escolanía y el misterio del solista", de Jesús Martínez Medina

 

            Aunque Jesús Martínez Medina (Madrid, 1997) ha obtenido varios premios de relatos y ha escrito otras obras, La escolanía y el misterio del solista es la primera obra que publica. Estamos ante una obra de intriga que tiene como protagonistas a los alumnos de una escolanía de un monasterio del que no se cita su nombre. Todo empieza con la desaparición de Benjamín unas semanas antes de que se celebre el Concierto de Navidad, un concurso con mucho prestigio en el que participan también otras escolanías. Su desaparición provoca un importante revuelo en el cenobio, pero como Benjamín es huérfano y apenas tiene familiares el asunto ha quedado reducido a un terreno reservado o a la explicación de que Benjamín ha decidido huir de allí. Sólo sus compañeros Jaime, Julián y Pablo desconfían de las versiones oficiales y piensan que están ante un secuestro en toda regla. Y un secuestro que tiene su explicación y resolución en las paredes de la propia escuela.

            A partir de ese momento, con muchas precauciones, comienzan las investigaciones secretas de los tres amigos, no sin que surjan entre ellos importantes desavenencias, pues no se fían unos de otros. Gracias al espíritu libresco de Pablo, un ratón de biblioteca, encuentran en la biblioteca un libro que contiene la historia del monasterio y de las sucesivas restauraciones que se han hecho. En ese libro encuentran unos planos de algunas zonas que se supone han quedado ocultas con el paso de los años y por las nuevas obras realizadas. Las investigaciones van en esa dirección, no sin problemas con los profesores y las autoridades, que sospechan de ellos, y con las actuaciones de otros compañeros, como Pedro, que los pueden meter en un lío.

            La novela se desarrolla íntegramente en el espacio cerrado del Monasterio. Como telón de fondo, la desaparición de Benjamín y, también, el mundo de la música. Además, descubren algunas sorprendentes historias familiares.

            El comienzo de la novela resulta tópico, y uno tiene la sensación de estar leyendo algo que ya ha leído en otras muchas novelas con mimbres parecidos. Sin embargo, pronto el autor consigue que la novela adquiera originalidad gracias a la relación que mantienen los tres protagonistas y a la intriga que se desarrolla en el interior del Monasterio. Intriga que va creciendo en interés a medida que Pablo, Julián y Jaime consiguen atar algunos hilos. Quizás la novela se hubiese merecido un final más sorprendente y trabajado.

            Aunque a veces el autor abusa de ciertos tópicos estilísticos, y que los diálogos son en ocasiones poco naturales, Martínez Medina consigue que la trama avance con soltura y que los ingredientes encajen bien. Eso facilita la lectura y que los lectores sigan leyendo con ganas de saber más sobre el misterio que rodea la desaparición de Benjamín, la vida en el Monasterio, los problemas que padece el abad y sobre las oscuras maniobras de otros personajes que aparecen en la novela. La novela resulta intrigante y entretenida.



La escolanía y el misterio del solista

Jesús Martínez Medina

Adarve. Madrid (2023). 

180 págs. 15 € (papel) / 4,99 € (digital).

sábado, 16 de marzo de 2024

"La inflación alemana", de Josep Pla



        Josep Pla comenzó en 1920 su andadura como corresponsal de prensa en diferentes capitales europeas. Tras una etapa en Viena, ya en Berlín, el 1 de agosto de 1923 publica el primer artículo de los ciento veintitrés que escribió hasta el 30 de marzo de 1924, cuando fue trasladado por el periódico La Publicitat a París. En Berlín coincidió con el también periodista catalán Eugeni Xammar, quien hizo de cicerone de Pla y le introdujo en los círculos políticos y periodísticos de Berlín. Grandes amigos, Xammar viajó también en 1925 con Pla a Rusia. Para Pla, “Xamar me ha enseñado más que todos los libros juntos”.

           Cuando llega Pla, Alemania está viviendo uno de los momentos más complicados de su historia. Cinco años después del final de la Primera Guerra Mundial y de la firma del polémico Tratado de Versalles, Alemania sigue sumergida en una profunda crisis política y económica. Pla describe el caos social que se vive en las principales ciudades de Alemania motivado por las deudas de la guerra, que Alemania intenta rebajar y que los países aliados, de manera especial Francia, intenta cobrarse incluso por su cuenta, como sucede tras la ocupación minera de la cuenca del Ruhr. Este desconcierto afecta duramente a la economía y la desbocada inflación, principal tema de estos artículos, provoca la agonía de las clases medias y una crisis sin precedentes. 

           De manera divulgativa y didáctica, con mucha lucidez, Pla intenta explicar a los lectores catalanes las claves de este crítico momento. Muchos artículos están dedicados a cómo afecta la inflación a la vida cotidiana de los habitantes, que asisten mareados a un carrusel inasumible de cifras que cambia de manera drástica por horas. A la vez, escribe sobre los políticos más significativos, cuyas actuaciones parecen provocar en determinados momentos conatos de golpe de estado, enfrentamientos irresolubles o divisiones territoriales. Alemania vive en esos años un constante enfrentamiento entre las derechas, los ultranacionalistas, la izquierda más o menos moderada y los comunistas. Pla defiende las actuaciones de Gustav Stresemann y crítica abiertamente las acciones emprendidas por Gustav von Kahr y denuncia el peligroso estilo político de Hitler, cuya importancia en el futuro de la vida política alemana Pla anticipa con bastante intuición. Pla también describe cómo una parte de la sociedad considera a los judíos los chivos expiatorios de la situación que están padeciendo.

          Esta edición contiene una selección de 88 artículos. Resulta llamativo que Pla, que aprovechaba una y otra vez todo lo que escribía, decidió en esta ocasión no publicar estas crónicas en formato de libro, como sí hizo con las que escribió desde otros lugares (como, por ejemplo, las de su viaje a Rusia). En ellas, hay que destacar, como escribe Xavier Pla en una nota introductoria, “el esfuerzo insólito [de Pla] por comprender el fenómeno político, económico y social que supone la inflación”. También el trabajo periodístico de mostrar, junto con las actuaciones de los políticos y los economistas, la vida de la gente corriente, que fue la que más sufrió ese desbarajuste. 

        Un buen complemento de estos artículos son los dos libros que publicó la editorial Acantilado con las crónicas que Eugeni Xammar escribió en esos años desde Alemania. El primer volumen, El huevo de la serpiente, reúne sus colaboraciones entre 1922 y 1924; el segundo, Crónicas desde Berlín, aparecen los artículos que escribió desde 1930 hasta 1936. Los dos autores, Pla y Xammar, supieron captar en sus crónicas el enrarecido clima social y político de aquellos años en Alemania y los numerosos problemas que todavía estaban por resolver.




La inflación alemana

Josep Pla

Destino. Barcelona (2024)

416 págs. 22,90 € (papel) / 8,99 € (digital). 

T.o.: La inflación alemanya

Traducción: Victoria Pradilla.

"Notas inconformistas. Dietario 2023", de Rafael Gómez Pérez

        


         Autor de más de un centenar de libros que abarcan el ensayo, la filosofía, la ética, la historia y la poesía, Rafael Gómez Pérez es, ante todo, un humanista que siente atracción por infinidad de temas. Como él mismo dice en este nuevo libro, un diario, género que hasta ahora no había frecuentado, la clave de todo está en su pasión por la antropología cultural, que le lleva a sorprenderse con todas las actividades humanas, especialmente las intelectuales. De ahí esa cultura enciclopédica que se manifiesta en las páginas de Notas inconfomistas, que el autor subtitula “Dietario 2023”.

          El libro encaja muy bien en los vaivenes del género del diario en la literatura contemporánea, donde abunda la pluralidad de estilos, sin ortodoxias formales ni imposiciones temáticas. Si algunos autores optan por la intimidad más radical, otros, como Gómez Pérez, prefieren volcarse hacia el exterior, como él mismo afirma en una de las entradas. Refiriéndose a la cantidad de libros que ha publicado, confiesa que en muy pocos momentos habla de su “intimidad en primera persona”. Y a propósito de estos diarios afirma: “Incluso este diario, que es lo más próximo a una revelación de la intimidad, trata más sobre otras personas, obras, arte, naturaleza que sobre mí”. Y es que el autor, que ha frecuentado múltiples estilos literarios, “siempre he rehuido del género de las confesiones”.

          El dietario está dedicado al año 2023. El autor se impone escribir todos los días del año una entrada. Cada mes, incluye una pintura suya y, en algún caso, una fotografía personal. Y lo que nos muestra en estas páginas es una vida intelectual amplísima, con muchos y heterogéneos intereses. Hay, es cierto, algunas entradas que se refieren a su vida, a sus costumbres cotidianas, a los lugares que frecuenta, a conversaciones con amigos, a anécdotas vividas en primera persona, a algunos recuerdos familiares... Incluso rescata unas “notas” que escribió en los veranos de 2007 y 2008, cuando viajó a Huelva, su ciudad natal, y a un pequeño pueblo de Cantabria.     

       Pero la gran mayoría de las entradas están dedicadas a sus inquietudes intelectuales, a reflexiones sintéticas a propósito de una lectura, a oportunos comentarios sobre ética, cultura, filosofía, política, religión. El autor sabe sacar partido a sus numerosas lecturas con citas oportunas, que dan en el clavo y que apoyan algunas “inconformistas” observaciones sobre algunas tendencias de moda en el mundo de pensamiento. Llama la atención su conocimiento de los clásicos, a los que recurre en todo momento, ya sean estos griegos, romanos o contemporáneos. Recurre también a muchas poesías y hasta a letras de zarzuelas famosas para ensanchar algún comentario. También hay momentos para la reflexión gastronómica, el cuidado de las plantas y el descubrimiento de nuevas composiciones de música clásica o de un clásico literario olvidado.

En los diarios salen numerosas películas, recomendaciones de autores indispensables, como Rilke o Thomas Mann, o su amado Pascal, de quien destaca una cita que define bastante el sentido de estas páginas: “hay que partir de un pensamiento de fondo y hablar como habla el pueblo”. Rafael Gómez Pérez lleva a la práctica esta cita en estos diarios, nunca pretenciosos ni culturalistas sino pegados a los aconteceres de su vida diaria. 

Al final, este dietario es una síntesis de la poliédrica actividad intelectual del autor, desgranada día a día, siempre insatisfecha, abierta a nuevos descubrimientos y constante en sus ritmos de trabajo. 



Notas inconformistas. Dietario 2023

Rafael Gómez Pérez

Editorial Ygriega. Madrid (2024)

308 págs. 15 € (papel) / 6,9 € (digital).

lunes, 12 de febrero de 2024

"El enigma Paco de Lucía", de César Suárez

 

      Merece la pena empezar este libro dedicado a Paco de Lucía por el último capítulo, “Agradecimientos”, en el que el autor, César Suárez, periodista y escritor, explica el origen de su pasión por el flamenco. Habla Suárez del casete de su abuelo Santiago y de una afición familiar que caló por ósmosis en su vida hasta convertirlo con el paso de los años en todo un experto del flamenco clásico y contemporáneo. Y esta pasión se nota en este libro, en el que, además de contar los principales momentos de vida de un personaje tan singular como era Paco de Lucía, el autor realiza una aproximación al mundo del flamenco, a sus mejores intérpretes y a los principales guitarristas. Y para hacer esto, hay que sentirlo y conocerlo bien.

            César sitúa a Paco de Lucía en su infancia, en la casa familiar en su pueblo de Algeciras donde nació en 1947, en la relación con sus padres y sus hermanos, en el interés y la fuerza de voluntad que puso Paco para dedicarse de manera obsesiva a la guitarra desde muy pronto, dedicando muchas horas a ensayar hasta dominar como pocos un arte que no sólo consiste, como explica César a propósito de la vida del guitarrista, en una técnica perfeccionista sino en la capacidad de emplear la guitarra para abrir su mundo interior. Y Paco de Lucía era un artista que utilizaba la guitarra para mostrar su manera de entender el mundo. En el libro hay muchos testimonios y ejemplos que explican esta arrebatadora pasión.

            Desde muy joven empezó a actuar con su hermano en ferias, concursos, tablados… Eran conocidos como “Los Chiquitos de Algeciras”. Pronto empezó a tener un considerable prestigio. Su padre, para facilitar la carrera de sus hijos, se traslada a Madrid. Allí se abre camino y empiezan sus actuaciones en los mejores tablados. También sus primeras grabaciones. Y las giras nacionales e internacionales, bien contadas en este libro. También su conexión y amistad con Camarón de la Isla, clave para la evolución artística de estos dos artistas descomunales. Estuvieron unos diez años grabando juntos, algo insólito. 


            El libro habla mucho de su vida personal y familiar, quizás la clave para entender mejor “el enigma de Paco de Lucía”. César Suárez busca explicaciones para entender mejor su música, que nacía muchas veces de sus experiencias personales. Paco se encontraba muchas veces desbordado por los numerosos viajes y las incontables actuaciones. Pero necesitaba parar. Encontró su retiro ideal, al lado del mar (por supuesto), en una zona aislada, Playa del Carmen, en México. Allí falleció de manera inesperada de un infarto en 2014. En esta playa pasaba todo el tiempo que podía con sus hijos y con una pandilla de amigos con los que se divertía saliendo a nadar y pescar. Para Paco de Lucía, esas temporadas le daban fuerza para continuar.



            César Suárez explica también la constante sensación de insatisfacción que rodeaba la vida de Paco de Lucía, quizás lastrado por un perfeccionismo artístico y musical que le llevaba a estar siempre descontento de lo que conseguía, consciente, quizás, de que podía dar mucho más de sí. Aquí está la clave de su arte, de su maestría, de su sentido del flamenco. «Sé que he llegado lejos -dijo- pero cada día tengo más miedo. La gente espera malabarismos de mí, la responsabilidad es muy grande y yo tengo más años. Menos mal que con el tiempo aprendes a controlar los nervios y utilizarlos como una energía a tu propia conveniencia». 


Paco buscó nuevos caminos musicales también para la guitarra flamenca. Su arte se sustentaba en la tradición, que conocía a la perfección (destacaba el papel que han tenido en su formación artística), a la vez que estaba abierto a otras tendencias musicales. Su afición a la lectura explica también su deseo de ampliar el abanico de su arte y de su música. Paco odiaba estancarse.


            No hace falta ser un apasionado del flamenco para disfrutar de este espléndido libro. El autor consigue un retrato cercano, íntimo, familiar que resulta muy interesante. Es lo que tienen las vidas de los grandes artistas, siempre inabarcable y abierta a múltiples interpretaciones. César Suárez ha escrito un libro muy ameno que enriquece la figura de Paco de Lucía, pues lo muestra tal y como era, sin fáciles adulteraciones encomiásticas. Todo ello muy bien ambientado en su contexto familiar, geográfico e histórico, en las últimas décadas del franquismo y la llegada de la democracia. A la vez, es un libro que sirve como introducción a un mundo, el del flamenco, del que se necesitan tener algunas claves para entender y salir de los estereotipos. 



El enigma Paco de Lucía

César Suárez

Lumen. Barcelona (2024). 

336 págs. 18,90 €.

miércoles, 24 de enero de 2024

"Aventureros del Nuevo Mundo", de Javier de Navascués

 

            

    Con el subtítulo de “Héroes y villanos que forjaron la América hispánica”, Javier de Navascués, catedrático de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Navarra, adopta en este libro una perspectiva distinta a la hora de escribir sobre unos hechos que, a día de hoy, siguen suscitando muchas polémicas. En vez de centrarse en los que él llama “el cuarteto clásico”: Colón, Cortés, Francisco Pizarro, Bartolomé de las Casas, cuyas acciones y aventuras son más propensas al debate, ofrece las semblanzas de una treintena de hombres y mujeres, muchos de ellos poco conocidos, que vivieron “durante los trescientos años de existencia del imperio en la América Española” y que entre todos encarnan las luces y las sombras de aquellos años. 
            El autor deja bien claro que su intención, a diferencia de otros libros sobre la presencia española en América, es huir de las interpretaciones simplistas o maniqueistas, por lo que tiene especialmente en cuenta el contexto histórico, social, religioso y político en el que transcurren estas vidas. Sin ocultar en ningún momento los abusos de poder y las injusticias que se cometieron, Aventureros del Nuevo Mundo no se reduce a detallar solamente atropellos sino que describe sucesos destacables desde el punto de vista humano, cultural, militar y religioso.
            Conocedor a su vez de las numerosas crónicas de Indias y de testimonios memorialisticos y literarios de aquella época, este libro presenta una imagen poliédrica. Por eso, uno de los valores más positivos del libro es el deseo que transmite de conocer mejor unas crónicas y testimonios que, salvo contadas excepciones, solo parecen leer los especialistas.
            Sorprenden las biografías de muchos personajes, como la de Bernardino de Sahagún, autor de Historia general de las cosas de Nueva España; las de María de Estrada e Inés Suárez, que consiguieron ser nombradas encomenderas; la de Felipe Guaman Poma de Ayala, que escribió una narración sobre el Perú del siglo XVI acompañada de viñetas visuales; la de Francisco Núñez de Pineda y Bascuñán, autor del sorprendente Cautiverio feliz.
            Aparecen personajes esperpénticos, como el pícaro Pedro Chamijo, que se hizo pasar por rey; también la historia de Bayamo, el llamado rey de los Cimarrones; las constantes luchas de las tropas
españolas contra los mapuches chilenos, que se cuentan en el episodio dedicado a Alonso de Sotomayor. O la cruzada de Juan de Palafox para combatir la corrupción. Y dos vidas muy ejemplares: las de los    científicos Celestino Mutis y Félix de Azara.
            Se extiende el autor en las acciones de personajes de los que, quizás, se tenga más información, como Blas de Lezo, Jorge Juan, el indio Juan Diego, Catalina de Erauso (la monja alférez), Alonso de Ercilla (el autor de La Araucana). Muy interesantes resultan las páginas dedicadas a un magnífico escritor que nació en Perú y vivió casi toda su vida en España: el Inca Garcilaso de la Vega. 
            El libro resulta muy entretenido porque son muchas las historias que se cuentan, los libros que se mencionan, las aventuras que se relatan, la mayoría sorprendentes. También presenta de manera amena las múltiples caras y mestizajes de la América hispana. Y todos estos personajes, como escribe su autor, “asistieron a la construcción de una civilización, emanada del cruce de Europa con América”. 




Aventureros del Nuevo Mundo

Javier de Navascués

Sekotia. Madrid (2023)

304 págs. 21,95 €