lunes, 2 de enero de 2023

"Las palabras justas", de Milena Busquets

       


        La biografía de Milena Busquets (1972) aparece siempre unida a su madre, la escritora y editora Esther Tusquets, con la que trabajó en Lumen y fundó la ya desaparecida editorial RqR. Como escribe la autora, “sobrevivir al Liceo Francés y a mi madre fue una buena preparación para la vida”. Esta relación, compleja y a veces atormentada aparece en su novela También esto pasará, muy leída, y en este diario, Las palabras justas, que abarca su vida durante el año 2021. Busquets ha escrito además Gema, libro que se inspira en algunos episodios dramáticos de su adolescencia y sus amigas. 

        La autora ha optado por la ortodoxia formal a la hora de escribir su diario. Sigue el ritmo cronológico de los días y las entradas suelen ser breves. Por lo general, se refieren a su vida cotidiana, a su trabajo como escritora, a reuniones con amigos, a comidas con familiares, a la relación que mantiene con sus ex, padres de Noé y Héctor, sus hijos. Figuran esporádicamente sus encuentros con sus novios y amantes, descritos con un crudo y cáustico realismo cuando se refiere al sexo, escenas que la autora ha convertido en seña de identidad de su literatura, pues hizo lo mismo, de manera todavía más prolija, en su novela También esto pasará. En estas páginas de su diario hay sitio para hablar de Barcelona y Madrid, sus estancias en Cadaqués, espinosos recuerdos de su madre, sus periódicas visitas al psiquiatra y sus clases de yoga.

        Sobre todos estos temas la autora escribe breves comentarios y reflexiones, muy variadas y a veces críticas, y lo hace sin abusar, con moderación, sin agotar los temas. Poco a poco, con todo ellos, nos hacemos una idea muy verosímil del susceptible carácter de la autora y de sus previsibles reacciones ante algunos temas, señal de que se la acaba por conocer bien.


          Pero estos diarios, menos mal, tienen muchísimo más. La autora incluye numerosos aforismos y reflexiones sobre la escritura, la mayoría atinadas y certeras. Se nota su formación y sus años de trabajo en el mundo editorial. Conoce bien el mundo de los autores, cómo funcionan los egos y las numerosas dificultades que tiene un aspirante a escritor para encontrar su estilo verdadero. Son muchas las citas interesantes, que juntas forman una especie de apuntes sobre la escritura ciertamente conseguidos. “No hay nada más pornográfico que el exhibicionismo de la bondad y de las buenas intenciones”, “Los malos escritores solo necesitan una frase para demostrar que son malos, los buenos necesitan al menos ciento veinte para demostrar que son buenos”, “Un cursi nunca sabe que lo es”, “Eliminar cualquier frase que no sea verdad. No sobreescribir, no sobreexplicar, no enrollarse inútilmente “. Y así muchas más.


Las palabras justas

Milena Busquets

Anagrama. Barcelona (2022)

136 págs. 17 € (papel) / 8,99 € (digital). 

martes, 27 de diciembre de 2022

Selección de libros para Navidad

 


    Hemos publicado en Aceprensa una selección de diez novelas y diez ensayos para regalar en Navidad. Es una selección de lo mucho que hemos ido publicado en estos últimos seis meses. Hemos intentado seleccionar calidad, aunque ya se sabe que esto es muy opinable y somos conscientes de que cualquier lista es susceptible de generar polémica. La lista ofrece libros muy variados, donde se mezclan las novedades con reediciones de libros que siguen despertando mucho interés. 

    VER LISTA.

"Como teclas de piano", de Miguel Ángel Cercas

      

     Autor polifacético (ha publicado libros de relatos, aforismos, greguerías, microrrelatos), Miguel Ángel Cercas (Sevilla, 1968) escribe desde febrero de 2019 una columna semanal en el periódico La Nueva Crónica de León. Este volumen reúne 65 de estas colaboraciones, que abarcan temas muy variados aunque, como escribe Marta Redondo en la introducción, la mayoría de las columnas tienen en común “una manera de mirar el mundo desde la fe en los valores universales como la perseverancia, la resistencia, el perdón, el trabajo bien hecho…”. 

         “El de columnista es un oficio complicado”, escribe el director de La Nueva Crónica de León, David Rubio, en unas palabras preliminares que explican muy bien los ingredientes de una buena columna: “además de las opiniones propias, que es lo mínimo que se le exige al columnista, hay que dar rienda suelta a las obsesiones (…) y hay que exhibir un poco la intimidad”. Totalmente de acuerdo. En el caso de Miguel Ángel Cercas está comprobado que al terminar de leer el libro le conocemos bastante bien y nos vemos capaces de compartir con él unas de esas veladas amistosas en las que resulta gratificante hablar de temas que importan de verdad. 

            De manera deliberada, Cercas esquiva los efervescentes temas de máxima actualidad política y periodística, aunque en algunos artículos hay referencias a lo que está pasando a su alrededor. No son sin más reflexiones sobre el vacío o culturalistas sino que al hilo de una lectura, una conferencia, un documental, una película, una conversación, el autor, en pocas líneas, propone de manera sugestiva una manera crítica de mirar la realidad, siempre defendiendo unos valores humanísticos que se asientan también en un proverbial y novedoso sentido común. 


            La sinceridad y la intimidad que reclama David Rubio a los columnistas se da con creces en Miguel Ángel Cercas. Sus columnas abordan “temáticas que configuran mi realidad y mi pensamiento y que me emocionan, pues rozan algo de mi esencia”. Y continua: “cuestiones de fondo atemporales que contribuyen a dar mayor sentido a mi existencia y que han enriquecido mis conversaciones en estos últimos años”. Muchas de estas columnas tienen su origen en la lectura de un libro, una película que ha ido a ver o en la asistencia en la ciudad de León a una exposición, conferencia o presentación de un libro que posteriormente se ha devorado.


            La variedad de temas resulta un acicate para la lectura de este libro que contiene muchas e interesantes reflexiones que muestran los diferentes intereses humanísticos, psicológicos y culturales del autor, que es capaz de escribir sobre el perdón, las obras de C.S. Lewis, la autoestima, las películas de Woody Allen, los cuidados paliativos, el arte de la conversación, la alta sensibilidad, las redes sociales… En todas las columnas hay siempre un micropensamiento de fondo que se propone a los lectores de manera sugestiva, con delicadeza, con ingenio y, también, como escribe Maite Redondo, con una innegable calidad literaria.


Como teclas de piano

Miguel Ángel Cercas

Círculo Rojo (2022)

200 págs. 14,90 €.

miguelangelcercas.com


"Entre ratones", de Juan Antonio Cebrián

 



    Juan Antonio Cebrián, autor de varios libros de poesía (Billete de ida y vuelta, Si Garcilaso volviera, entre otros), acaba de publicar Entre ratones, una especie de diario en el que aborda cuestiones personales, un total de 117 entradas de apenas una o dos páginas. En el prólogo, el autor explica que lo que ha escrito se parece más en su intención a un poemario en prosa que a cualquier otro género, lo que se comprueba en su estructura interna y en las relación que tienen entre sí los textos. En el estilo, en muchos momentos, se aprecia también la vocación poética del autor, especialmente atenta a los pequeños detalles y observaciones.
    Muchos de estos textos fueron escritos entre el año 2000, cuando dejó de escribir poesía, y 2012. El libro contiene unas imaginativas ilustraciones de Alejandro Mata Cebrián, autor también de la cubierta.

     En el prólogo, explica Juan Antonio Cebrián su contenido: “no es un libro de acción”. Entre ratones no es una sucesión de relatos, ni de anécdotas, ni de sucedidos. Quizás lo de menos sea lo que cuenta sino cómo lo cuenta, subrayando así uno de los principales rasgos del libro: una “subjetividad lírica” que invade todas sus páginas.

      La subjetividad se traslada a unos textos en los que, de pasada, de manera directa o indirecta, se habla de viajes (muchos a Estados Unidos), encuentros, amistades (es uno de los temas más constantes), de música clásica o jazz, algunas lecturas… Hay recuerdos de los que se toma de manera tangencial una anécdota o una imagen. Hay muchas reflexiones sobre cuestiones personales, al hilo de los sucesos del día, aunque el tono suele ser por lo general, como escribe Cebrián, “balbuciente”, nada analítico ni racional, dejando que sea la vida con sus numerosas complejidades la que tome la palabra. Una vida que tiene sus momentos de crisis, sus jirones, sus silencios, sus pasajes de debilidad. Quizás se eche en falta un poco más de consistencia narrativa en algunas estampas.

       “Hoy –escribe Cebrián- redacto automáticamente, como el primer día, sin argumento. Si tuve opinión, la he abandonado. Si tuve memoria, la he perdido”. El tiempo ocupa un lugar primordial en muchas de estas instantáneas, que con el paso de las páginas se convierten en un singular álbum familiar en el que se mezclan tiempos, momentos, estados de ánimo. El punto de unión es siempre el subjetivismo lírico del autor, auténtico y nada impostado.          


Entre ratones

Juan Antonio Cebrián

Ediciones del Orto. Madrid (2022).

232 págs. 15 €.

lunes, 19 de diciembre de 2022

"Poesía de la luz". Antología

 


Los autores de esta antología, Fernando Arredondo y Pablo Ortiz, han seleccionado un conjunto de poesías unidas por un hilo conductor muy sugerente y poético: la luz. Con esta intención, han buscado poesías de autores sobre todo contemporáneos donde brilla de alguna manera el descubrimiento de la luminosidad y una manera limpia y virgen de contemplar el mundo. Como se lee en la presentación: “Los poemas de esta antología presentan una mirada asombrada por el mundo. Ven lo de siempre, pero lo ven como nuevo, de un modo inédito, como si fuera la primera vez que ese algo o ese alguien fuera contemplado”. 

La perspectiva elegida, variada y caleidoscópica, resulta muy sugerente y la elección de los poemas revela el profundo conocimiento de los autores de la antología de la poesía española en general y de manera muy especial de la actual. Desde realidades poéticas muy distintas, los poetas seleccionados describen con asombro el mundo que les rodea, con una visión diáfana y positiva en el contenido que se traslada también a los temas poéticos, al estilo y a las formas poéticas empleadas. 

La antología contiene poemas de poetas actuales como Eloy Sánchez Rosillo, Miguel D’Ors, José Mateos, Diego Cotta, Jesús Montiel, Pablo Luque Pinilla, Jesús Beades, Rocío Arana, Pedro Sevilla, Izara Batres, Joaquín Moreno Pedrosa... Y también aparecen poemas luminosos de poetas contemporáneos cercanos en el tiempo como Jorge Guillén, Ernestina de Champourcín, Claudio Rodríguez, Luis Rosales, José Hierro, Joaquín Antonio Peñalosa, José Antonio Muñoz Rojas, Jiménez Lozano...

En tiempos de oscuridad, también literaria, resulta gratificante una antología tan variada con poemas que aparecen fuertemente anclados en la esperanza. Como escriben los editores, “quizá acostumbramos a encontrar libros de poesía apesadumbrada por los desengaños de la vida, por la frustración del fracaso, por las ilusiones que se descubren como solo eso, meras ilusiones, de amores no correspondidos o rotos o no alcanzados y, en última instancia, por sentirse seres planos en un mundo sin perspectiva”. Sí, se ha impuesto esta poética del fracaso, que en muchos casos ha dado poetas y poesías muy auténticas y verdaderas, pero que en otros muchos suena a recuso manido, a tópico recurrente, superexplotado, tirando a falso. 

Los autores de la selección han preferido poner el foco en el asombro, en la emoción, en la perturbación que se sufre al “recibir el fogonazo de la belleza”: “¿Eres algo sagrado, luz de luz, / heraldo de un latido que tiembla más allá a lo lejos?” (Pedro Sevilla). A partir de ese instante, el poeta se convierte en “parte de la verdad que va descubriendo y saberse parte de esa verdad abre su esperanza”. La luz se
transforma poéticamente en “la huella de Dios, si se quiere pensar así, o de la parte espiritual de las cosas”. La realidad sigue estando ahí, pero ha habido poéticamente un proceso de luminosidad que propicia una nueva mirada sobre el mundo, las personas y las cosas.

“Sólo existe la luz; / la noche es sólo / el vértigo sutil / de su reverso”, dice el poema “La noche”, de Jaime  García Máiquez. Espléndida y completa selección que ofrece un muestrario de voces que se acercan con diferentes tonalidades a temas esenciales de la poesía y de la vida.



Poesía de la luz

Varios Autores

Valparaíso. Granada (2022)

136 págs. 12,95 €.

Edición de Pablo Ortiz y Fernando Arredondo.

martes, 1 de noviembre de 2022

"El anillo perdido", de Antonio Manzini


 Antonio Manzini (1964) es una de las nuevas voces de la literatura policiaca italiana. Seguidor de Camilleri y de su detective Montalbano, ha publicado hasta ahora en Italia once novelas, todas muy leídas gracias a que ha conseguido crear un excelente protagonista, el subjefe de policía de la Brigada Móvil de Aosta, Rocco Schiavone, y también a que sus historias enganchan por su dinámica construcción y eficaz resolución.

            En España se han traducido ya las seis primeras novelas de la serie, entre las que destacamos Sol de mayo y 7-7-2007. Este nuevo libro es como un parón en su trayectoria novelística y ofrece seis relatos que también tienen como protagonista a Rocco Schiavone. Al ser breves, la trama está más concentrada y la resolución de los casos es bastante más directa.


            Cinco relatos son estrictamente policíacos y en ellos vuelve a resaltar la concienzuda manera de aborda de abordar cada caso por parte de Rocco, a veces con unos métodos un tanto primarios, pero con una gran intuición que desarma tanto a sus compañeros de investigación como a los posibles culpables. En los relatos vemos la sagacidad de Rocco para resolver el misterio de un muerto que aparece sin enterrar en un cementerio; la súbita muerte de una anciana en un viaje en tren y el robo que se comete en ese mismo viaje; el extraño asesinato de un excura que vive apartado; el premeditado asesinato de un alpinista… 

Hay un relato que no tiene nada que ver con lo policiaco “… y balón al centro”, que cuenta de manera muy divertida el partido de fútbol benéfico que disputan todos los años los policías de Aosta contra un equipo de magistrados de la zona y que sirve para conocer mejor a los compañeros de investigaciones de Rocco.

            Manzini ha acertado a la hora de construir su personaje. Su imagen resulta inconfundible: siempre con su Lodel azul, sus zapatos Clarcks y con la compañía de su perra Loba. Además, Rocco tiene sus vicios ocultos –es un empedernido fumador de porros- y también un lacerante y trágico pasado (que se cuenta en su novela 7-7-2007), que todavía le sigue marcando. Todas las historias transcurren en la fría Aosta, en los Alpes italianos, lejos de la añorada Roma donde ha vivido toda su vida Rocco.

A diferencia de la literatura nórdica, las novelas policiacas que están escribiendo autores italianos contemporáneos tienen más humanidad, se basan en casos muy cotidianos y se sustentan en las complejidades del carácter del detective protagonista. 

 


 El anillo perdido

Antonio Manzini

Salamandra. Barcelona (2022)

240 págs. 18 € (papel) / 8,99 € (digital). 

T.o.: L’anello mancante

Traducción: Irene Oliva Luque.

lunes, 31 de octubre de 2022

"Dedíqueme un cuento", de Pablo Úrbez

 

         Ya he escrito en otras ocasiones sobre la escasa visibilidad que tiene el relato dentro de la literatura contemporánea, a no ser que seas un novelista de éxito o que se trate de un curioso y a veces inexplicable fenómeno editorial (aunque ocurre raras veces, sigue pasando). Sin embargo, sigue habiendo autores, menos mal, que recurren al cuento para seguir mirando y describiendo de manera fragmentaria la realidad que los rodea. 
       Es el caso de Pablo Úrbez (Zaragoza, 1994), profesor universitario especializado en el ámbito audiovisual, autor teatral y crítico de cine en diferentes publicaciones y en su blog  Al este del plató.

         Úrbez tiene chispa, ingenio y sabe sacar punta a menudos sucesos cotidianos. No se queda en lo obvio sino que busca el momento inesperado o sorprendente, sin necesidad de aplicar técnicas fantásticas. Algunos son meros retratos casi realistas, estampas urbanas, como “Tras la lluvia”, donde el final es una llamada de atención a que a todo se le puede sacar partido. Lo suyo es la poética de la realidad cotidiana, a la que aplica en un determinado momento del relato una mirada que busca lo distinto o el golpe inesperado. De hecho, algunos relatos se los juega todo a la carta del desenlace insólito, para sorprender. Quizás sean estos los menos logrados. Otros son pasajes memorialísticos donde aparece un recuerdo o una opinión, como “La foto”. 

           Hay bastantes relatos que de alguna manera reflexionan sobre el mundo de la escritura. Son cuentos protagonizados por escritores en apuros o sin inspiración para construir personajes femeninos, como el que abre el libro, “Dedíqueme un cuento contemporáneo”. La literatura está muy presente, bien a través de experimentos (“Dedíqueme un cuento medieval”), bien a través de parodias, como los que están ambientados en el lejano Oeste. Hay relatos ingeniosos en los que recurre al humor. Y otros que se inspiran en su especialidad, el cine y el teatro, como “El maestro del plató”.

          Salvo el que abre el libro, el resto son relatos breves, de muy pocas páginas. El autor condensa los ingredientes y la caracterización de los personajes, e introduce un elemento de atracción o de intriga. El mundo que representa es siempre amable, sin buscar el lado corrosivo de la realidad ni de los personajes. Esto hace muy agradable su lectura, aunque algunos de ellos quizás caigan en la monotonía.

          Una sorpresa, una buena sorpresa. Con una manera de contar las cosas que tiene que ver con esa mirada “cinematográfica” que sabe sacar partido a los detalles tanto de la realidad como de los personajes que nos rodean.



Dedíqueme un cuento

Pablo Úrbez

LC Ediciones. Salamanca. (2022)

112 págs. 18,99 €

Ver página web de LC Ediciones.